>> Insulinoterapia

La insulina del Latín insula: "isla", es una hormona polipeptídica formada por 51 aminoácidos. Ésta hormona es sintetizada y secretada en el páncreas por las células Beta de los islotes de Langerhans.

Interviene en el metabolismo de los nutrientes, en lo particular en el anabolismo de los hidratos de carbono.
La estimulación de la liberación de insulina la realiza la glucosa a través de un "transportador". La glucosa es transportada al interior de las células por medio de la membrana celular, por una familia de proteínas denominadas transportadores de glucosa (GLUT).

Los principales lugares de acción de la insulina en el metabolismo de la glucosa se encuentran en el:

  • Hígado: estimulando la utilización de la glucosa, reduciendo o inhibiendo la producción hepática de glucosa.
  • En el músculo esquelético: mejora la disponibilidad, almacenaje y oxidación de la glucosa.
  • En los adipositos.

¿Cuándo se indica la insulinoterapia?

  • Hiperglicemia severa (diabetes).
  • Pérdida de peso.
  • Hiperglicemias a pesar de un tratamiento oral.
  • Descompensación por cetoácidosis.
  • Embarazo.
  • Terapia con glucocorticoides.

En la diabetes, la insulinización óptima, es el tratamiento intensificado y consiste en realizar el reemplazo insulínico imitando en forma dinámica la secreción pancreática por lo que se realizan diferentes terapias según la necesidad de cada persona, con la aplicación de inyecciones dependiendo de las necesidades; puede ser una o múltiples dosis, puede ser un tipo de insulina o varias combinadas.


¿Qué inconvenientes se presenta el tratamiento?

Normas que se deben de tener en cuenta para el tratamiento de la diabetes:

  • El cerebro consume alrededor del 80% de la glucosa utilizada en ayunas, siendo su principal combustible, por lo que este depende críticamente del mantenimiento de los niveles sanguíneos de glucosa normal.
  • Nunca modificar una dosis de insulina antes de confirmar que no es debida a alteraciones de la dieta o ejercicio. En el tratamiento de la diabetes no incide solamente la inulina. Por lo tanto antes de hacer algún cambio compruebe que hay una tendencia y no un hecho aislado.
  • Inicie el ajuste tratando de adecuar la glucosa en ayunas, después en las restantes
  • Todos los cambios deben ser pequeños, prudentes.
  • No existe una dosis máxima para la insulina, el limite es la hipoglucemia.