>> Inyecciones de Glucagón

Químicamente hablando el glucagón es una hormona peptídica.
Constituída por una cadena de 29 aminoácidos de largo el cual se produce en las células pancreáticas Alfa, aunque hay pautas que dan a pensar que el glucagón puede generarse también de productos intestinales, ya que cuando hay una pancreotomía total (extirpación del páncreas), los niveles circulantes de glucagón tienden a permanecer normales.

La secuencia de aminoácidos del glucagón humano es idéntica al de las vacas, cerdos, conejos, ratas y hámster.

Esta hormona al igual que la insulina, está implicada en la regulación de los niveles de glucosa circulante, es liberada para defender al cuerpo de las hipoglucemias, en respuesta a un incremento en la utilización de la glucosa como ser: en los períodos en que se realiza ejercicio o a un agotamiento inducido por la insulina. El glucagón sería el precursor de restaurar los niveles circulantes estimulando la producción de glucosa en el hígado.

Una persona que padece diabetes y en espacial aquellas insulino-dependientes, es posible y en algunas hasta frecuente las hipoglucemias. En los casos de hipoglucemias leves y moderadas la persona puede ser capaz de auto tratarse, ya que no esta comprometido aún su nivel de entendimiento, coordinación y visión. Es importante no demorar el tratamiento en este momento ya que si la glucemia sigue bajando finalmente se podría llegar a una hipoglucemia grave, donde la persona no será capaz de actuar, por estar en un estado mental alterado o en coma.

 

En los casos donde la persona está en un estado de hipoglucemia moderada, puede encontrar su solución inmediata inyectándose una dosis de glucagón, y sí fuera el caso de una hipoglucemia grave otra persona deberá aplicarle la inyección.

En cuanto el glucagón haya hecho efecto que demorará entre unos cinco a diez minutos, la persona deberá tratarse de inmediato con una ingesta que en lo posible no sean alimentos ni muy líquidos ni muy sólidos; como ser cremas o helados, ingestas fáciles de deglutir. Deberá seguir monitoreando de cerca su glucosa, y consumir más ingestas hasta su próxima comida si fuera necesario.

Se debe tratar de inmediato toda hipoglucemia, sin exagerar con el consumo de alimentos. En cuanto sienta síntomas o signos confírmelo con su medidor de glucosa, no espere que sus síntomas pasen a un segundo nivel.

Podría suceder, después de algunos años (la persona con diabetes insulino-dependientes) y luego de recurrentes hipoglucemias severas, que su cuerpo omita avisarle lo que le está sucediendo, por lo tanto no le daría tiempo a un tratamiento temprano con la debida ingesta. Sí fuera su caso; será necesario utilizar con mucha más frecuencia el medidor de glucosa ya que es la única forma de control y prevención. Siempre tener inyectables de glucagón es una buena idea, donde las personas de su entorno sabrán la ubicación y como usarlo.

Tenga presente que éste inyectable puede provocar vómitos, por lo que lo tendrán que poner previamente de costado para que no se ahogue.


Articulos relacionados