>> Pie diabético

Las lesiones en los pies, son frecuentes en los pacientes con diabetes. Estas complicaciones pueden ser evitadas teniendo la glucemia o la glucosa en sangre entre los valores normales o a los menos cercanos a ellos.

¿Qué precauciones tomar?

Higienizar los pies diariamente, en la ducha o en un recipiente con agua tibia y jabón durante cinco minutos. Recuerde de verificar la temperatura del agua para evitar quemaduras. Secar los pies con toalla sin frotar, con un especial cuidado entre los dedos. Si puede utilice un secador de cabellos para completar el secado, colocándolo al menos medio metro de sus pies. Si la piel queda húmeda y se calza la piel se debilita, se macera, provocando una posible producción de hongos y formación de grietas que lleven a la infección.

Examinarse diariamente los pies en forma preventiva, buscando posibles enrojecimientos, inflamación, sequedad, ampollas, grietas o lesiones. Al finalizar el lavado y secado proceda a aplicarse crema humectante, pero no dentro de los dedos (mantienen la humedad en la zona favoreciendo la maceración interdigital). Si la piel es húmeda y transpira friccione con alcohol y no con crema. Por último aplique talco, si es posible; de bebé.

Las uñas deben estar cortadas en línea recta, no retire ángulos laterales porque puede producirse uñas encarnadas, callos en los canales laterales o infección. La cutícula no debe ser retirada o cortada, ésta es una protección de la uña.

Si fuera el caso de una herida, lave con abundante agua y jabón la herida, séquela bien y cubra la misma con gasa estéril y concurra al médico o un podólogo. El tratamiento oportuno evitará de seguro posteriores reposos, curaciones prolongadas, internaciones o inclusive cirugías.

Calzados:

Un calzado apropiado sería de cuero, suave, flexible y cómodo. Punta ancha y alta que permita el movimiento de los dedos. Si el calzado es nuevo, se recomienda utilizarlo en un principio cada una o dos horas; luego examinar sus pies. La mujer no debe usar diariamente calzado de taco alto, con punta fina o sin talón.

Evitar las tirillas finas, apliques. Descarte los zapatos usados por otra persona. Cuando se use sandalias evite que el talón y dedos sobresalgan de los bordes de la plantilla.

En resumen:

Use zapatos suaves y que le queden bien a sus pies.

Advertencias para el cuidado de su pie evite:

  • El uso de antisépticos en forma indiscriminada.
  • Las bolsas de agua caliente, mantas eléctricas y otros medios de calefacción externa.
  • El uso de zapatos de plástico, angostos, con tiras, de punta fina, muy anchos o de tacos altos.
  • Las ligas, medias cortas, angostas o con puños ajustados.
  • El caminar descalzo.


Articulos relacionados