>> Triglicéridos y colesterol

Los niveles altos tanto de triglicéridos como los del colesterol reciben el nombre médico de trastorno lipídico, que ocurre cuando una persona tiene muchas sustancias grasas en la sangre.

Los triglicéridos son un tipo de grasa que pasa a la sangre luego del que cuerpo digiere los alimentos. Son transportados para dar energía y en caso de exceso pasan a ser almacenados como grasa. Las causas de que aparezcan estos niveles altos pueden ser varias:

  • Exceso de peso
  • Un consumo mayor al que se necesita de calorías
  • El alcohol, produce que el hígado libere más triglicéridos de lo normal
  • Algunos medicamentos como los anticonceptivos
  • Enfermedades: Diabetes, algunas renales, hipotiroidismo, entre otros.
  • Por herencia



Cuando se tiene diabetes es muy común que los niveles de triglicéridos sean altos ya que la enzima que es responsable de eliminar el exceso depende de los niveles normales de insulina.
El consumir alimentos ricos en grasas saturadas hacen no solo que aumenten los triglicéridos, sino que con él; riesgos a enfermedades coronarias.

El colesterol es un lípido llamado comúnmente grasa, la cual se transporta mediante las lipoproteínas (trasportador del colesterol).
Éste lípido, es importante para el cuerpo, es como la “materia prima” de: corticoides, hormonas sexuales, ácidos biliares, vitamina D, además de que forma parte de las membranas de las células.

Podemos separar al colesterol en dos grupos:
Tenemos al colesterol malo denominado LDL con lipoproteínas de baja densidad. Cuando hay exceso, éste se adhiere fácilmente a los vasos sanguíneos obstruyéndolos.
Luego tenemos al colesterol bueno denominado HDL con lipoproteínas de alta densidad, que son los encargados de retirar el exceso y llevarlo, transportarlo al hígado para ser eliminado.

En si cualquier nutriente es capaz de aportar la materia prima para la fabricación del colesterol sean azúcares, grasa, proteínas; por lo que no solo una alta ingesta en grasas provocaría una suba excesiva de colesterol malo y una baja en el colesterol bueno.


¿Cómo tener valores aceptables?


Algunas veces cambios en la dieta y ejercicio como caminar suelen ser suficientes para disminuir los niveles de grasa en la sangre. Otras veces, estos cambios deben ser combinados con medicación.